ROBERTO GUTIERREZ

ARQUITECTOS

Caribes 2267, Vitacura, Santiago

+56 9 71388319

robertogutierrezs@gmail.com

@rgaaarquitectos

CONCURSO DE ANTEPROYECTOS PLAZA FERNANDO CASTILLO VELASCO

 

Arquitecto: Roberto Gutiérrez + Rosario Etcheberry + Juan Pablo Nazar + Alejandro Urrutia

Colaboradores: Amalia Valdés + Alejandra Prieto + Macarena Maturana

Ubicación: Providencia, Santiago RM

Superficie:

Año: 2015

 

El concurso encarga una solución arquitectónica y paisajística para poner en valor el espacio público de la actual Plaza Atria ubicada en el deslinde poniente del conjunto Torres de Tajamar de la comuna de Providencia; y a su vez construir en ella un homenaje póstumo a Fernando Castillo Velasco, arquitecto, académico y político de connotada contribución al que hacer cívico del país durante el siglo XX.

 

Se buscan propuestas que reconozcan la importancia urbana y geográfica de la Plaza Atria, al ser remate del Parque Balmaceda, portal de acceso al centro de la comuna de Providencia y plataforma para observar la geografía de la ciudad (Cerro San Cristóbal, Río Mapocho, Cordillera de Los Andes) gracias a las grandes vistas que allí se generan.

Respecto al homenaje a Fernando Castillo Velasco, cabe destacar que la intervención radica en el conjunto de las Torres de Tajamar diseñada por él y sus socios (Bresciani, Valdés, Castillo y Velasco)como ejemplo notable de arquitectura moderna en Chile y como primer proyecto de vivienda en altura de la comuna de Providencia.

 

PROPUESTA

 

La propuesta responde al encargo y diagnóstico mediante 4 puntos estructurantes:

 

(1) Manzana Unitaria

 

Como primera operación la propuesta considera un despeje del nivel calle del perímetro de la manzana para recuperar circulaciones y vistas desde y hacia el conjunto.

Se propone un tratamiento homogéneo (materialidad) y sin desniveles para el pavimento de las circulaciones perimetrales, de modo de generar una manzana unitaria de las Torres de tajamar que permita el transitar cómodo del peatón y el recuperar las vistas hacia el conjunto al aproximarse a este.

La vereda hacia calle Providencia se plantea como una circulación funcional que recupera la comunicación entreProvidencia y el eje del Parque Balmaceda. La vereda hacia calle Costanera Andrés Bello se plantea como una circulación arborizada para comunicar el Parque Balmaceda con los parques del Borde del río Mapocho. Sobre calle Pérez Valenzuela se propone un nuevo Boulevard que fomenta la expansión hacia el espacio público de los locales allí presentes, asu vez de reforzar la conexión peatonal de la calle Providencia con los parques al borde del río Mapocho.

Al despejar y homogenizar el perímetro de la manzana se espera una mejora en las condiciones de visibilidad y acceso hacia los locales comerciales de las torres ubicados en el primer nivel.

 

(2) Plaza Atria

 

La Plaza Atria se desarrolla como un ´espacio intermedio´ de transición entre un intenso entorno urbano y el interior ´estanco´ de las torres que se refuerza mediante la arborización del patio central con algunos de los cerezos del conjunto para fomentar el esparcimiento de los habitantes de las torres.

Esta transición busca cambiar el ritmo de circulación a quien ingrese al interior de la manzana mediante un sistema de desniveles que funcionan como escaleras (contra huellas de 20 cms) y asientos (contra huellas de 40 cms) para resolver las diferencias de nivel entre el interior y perímetro de la manzana.

Los desniveles son planteados como superficies cuadradas(6x6 mts)construidos en hormigón armado, derivados de la medida en planta del Foro Rafael Sotomayor (24x24 mts). Gracias a sus dimensiones, estos desniveles permiten el desarrollo de diversas situaciones sobre ellos de acuerdo a la materialidad con que se terminen (vegetación, madera, hormigón) y a las distintas relaciones que se generan por la distribución de estos (asiento, circulación, reposo). Todo el sistema de desniveles se cualifica mediante:

 

(a) Plaza del Agua: El antiguo foro Rafael Sotomayor se replantea como un espacio de contemplación al ser tratado como pileta de agua y al tratar los parrones de hormigón armado con flores de la pluma y jazmines en sus elementos horizontales y verticales.

(b) Monumento: El monumento a Fernando Castillo Velasco (ver explicación en punto 3) se plantea como un espacio de observación más que como un objeto o un hito en torno a su figura. Esta decisión está relacionada al fuerte enfoque de FCV al desarrollo de lo colectivo por sobre lo individual, al desarrollo del bien común por sobre el goce exclusivo.

c) Sombras de las Torres: El sistema de desniveles se ve cualificado por las sombras que arrojan las cuatro torres durante las distintas horas del día. Además de permitir sombra durante los meses de calor, las siluetas de las torres se van descomponiendo por el sistema de desniveles.

 

(3) Monumento

 

Se plantea el monumento a FCV como un espacio habitable para la comunidad más que un hito a su figura, como reflejo de lo que fue su obra y vida. El monumento pretende hacer eco de la transparencia de las torres (intersticios entre torres, vacio en el edificio horizontal) tanto a nivel constructivo como metafórico que dejan entrever vistas lejanas y enmarcar situaciones relevantes aledañas.

Se propone una explanada de las mismas dimensiones del foro Rafael Sotomayor (24x24mts), siguiendo el orden ortogonal de este, sobre la cual se puede transitar generando un punto de encuentro y observación desde donde se tiene noción del relevante emplazamiento geográfico - urbano (vistas al Cerro San Cristóbal, Río Mapocho, Cordillera y al eje del Parque Balmaceda)y desde la cual se ´funda´ una nueva espacialidad, solo perceptible al estar sobre ella, al desarrollarse un sistema de desniveles concéntricos que 'excavan' el terreno. El monumento propone un momento de pausa al visitante al descontextualizarlo del entorno inmediato y al ponerlo en relación con la geografía y la nueva espacialidad fundada. Bajo una gran placa de vidrio se pueden observar tramas de ladrillo y cobre. Del ladrillo se rescata el carácter comunitario, sencillo e icónico de FCV, para homenajear su obra. El cobre se utiliza como un material contemporáneo, chileno, creando un contrapunto con la austeridad del ladrillo, que se une a la simpleza de la trama propuesta para la plaza.

A través de la integración del cobre oxidado, se busca replicar la visión pionera de los arquitectos, uniendo la materialidad chilena con la modernidad de la arquitectura de las torres. El uso del cobre verde pretende homogeneizarse en el tiempo con la vegetación propuesta,  creando la sensación del reflejo del follaje a través del vidrio.

El perímetro del monumento sigue el orden ortogonal del foro Rafael Sotomayor, mientras que la cubierta vidriada como los desniveles albañilería-cobre están desplazadas siguiendo el emplazamiento ´girado´ de las torres, de manera de conectarse con la arquitectura existente.

 

(4) Paisajismo

 

El proyecto de paisajismo es concebido como herramienta fundamental para conseguir el reordenamiento del conjunto que componen las Torres de Tajamar, consistente en despejar el centro de la manzana para acentuar el eje visual del Parque Balmaceda. Las intervenciones están cualificadas de acuerdo a (a) arborización vereda a Av. Andrés Bello, (b) arborización vereda a Av. Providencia, (c) desniveles Plaza Atria, (d) espacios 'estanco' y (e) Boulevard Miguel Claro.

 

(a) Arborización vereda a Av. Andrés Bello

La propuesta considera el despeje y nivelación del perímetro de la manzana para permitir las vistas hacia el eje del parque Balmaceda como para permitir el fluido transitar de los peatones. La vereda de la manzana hacia Av. Andrés Bello es planteada como una circulación 'dura' con una arborización de arboles nativos (Peumo (Cryptocaria Alba), Quillay (Quillaja Saponaria), Pimiento (Shinus Molle) y Platanus Orientalis), mismos ejemplares utilizados por Oscar Prager en el diseño del Parque Balmaceda. Mediante la arborización de esta vereda se pretende generar una conexión entre el Parque Balmaceda y los parques del borde del río Mapocho.

(b) Arborización vereda a Av. Providencia

La arborización de la vereda ´dura´ hacia Av. Providencia se plantea en menor densidad que en la vereda hacia Av. Andrés Bello para privilegiar el fluido transitar de los peatones que recorren el eje Plaza Italia - Providencia. En esta vereda se mantienen un gran número de árboles existentes y se proyectan árboles nativos (Peumo (Cryptocaria Alba), Quillay (Quillaja Saponaria), Pimiento (Shinus Molle) y Platanus Orientalis).

(c) Desniveles Plaza Atria

 

El paisajismo en la Plaza Atria refuerza la condición de espacio intermedio entre la intensa dinámica urbana del perímetro y el interior 'estanco' que se pretende para el centro del conjunto de torres. Se proponen desniveles completos (6x6m en planta) en Hiedra Común (Hedera Helix)que cualifican de verde los desniveles de ascenso pero que al no ser pisables organizan distintos circuitos de circulación dentro del total de la Plaza Atria.

 

 

(d) Espacios Estanco

 

Al interior de la manzana se proponen dos espacios estanco (Plaza del Agua y Patio Interior) los cuales son diseñados de distinta manera de acuerdo al carácter con que se quieren dotar.  La Plaza de Agua es planteada como un espacio de descanso e introspección, para lograr esta condición se utiliza el elemento agua (transformación Foro Rafael Sotomayor en pileta de agua) para generar una condición sensorial (reflejo) que se ve reforzada por la reutilización de los 'parrones' de delimitan el foro. Las techumbres de los parrones son removidas para dejar sus pilares y vigas como soportes de Flores de la Pluma (Wisteria) y Jazmines (Jazminum) que cualificaran visual y odoríficamente el lugar.

El Patio Interior de las torres es planteado como un espacio propio de los habitantes de las torres. Se busca que este permita el juego de niños y el descanso para quienes bajen de sus departamentos. Es por esto que se propone reducir a la mitad la superficie dura de la plaza (para permitir juegos y la expansión del comercio existente) y dar paso a un área de 24x24mts donde se proyecta gramado y 18 Cerezos Japoneses (Sakura) donde se permita reposar.

(e) Boulevard Miguel Claro

Se propone re cualificar el boulevard de la calle Miguel Claro mediante la concentración de los Cerezos Japoneses (Sakura) repartidos por la manzana de las Torres de Tajamar. De esta manera se pretende dotar al área de una identidad y carácter que fomente el uso de este espacio público por parte de residentes y comercio existente. La disposición de los Cerezos en el boulevard es planteada como delimitación ente las áreas para expansión de las mesas de los restaurantes presentes, y la circulación para conectar Av. Providencia con Av, Andrés Bello. Los cerezos se proyectan en jardineras cuya altura genera un asiento, de modo de utilizar la sombra de los árboles como cobijo para quien decida descansar.