ROBERTO GUTIERREZ

ARQUITECTOS

Caribes 2267, Vitacura, Santiago

+56 9 71388319

robertogutierrezs@gmail.com

@rgaaarquitectos

CONCURSO ESCUELA PETRONA PAILALLEO

 

Arquitecto: Fernando Pérez + Roberto Gutierrez

Colaboradores: Benjamin Smart + Pedro Soffia + Natalia Spörke

Ubicación: Comuna Los Sauces, IX Región de la Araucanía

Superficie: 293,6 m2

Año: 2016

 

SEGUNDO LUGAR

 

MEMORIA PROYECTO

 

1 CONCEPTO.

 

La escuela Se ha concebido como un volumen unitario protagonizado por el aula. Se trata de un volumen ampliable y adaptable a diversos terrenos. A través de él se busca la construcción de un interior. Un interior flexible, iluminado y de clima controlado que responde a las necesidades pedagógicas, a las condiciones geográficas y a la tradición cultural de las habitaciones mapuches.

 

2. PROGRAMA.

 

La distribución del programa se concibe como una serie de círculos concéntricos que se expanden a partir del aula. Esta está ubicada al centro del volumen y directamente conectada al patio cubierto (siempre ubicado al norte), colindando con la sala de profesores. A su vez, el patio cubierto se relaciona con el comedor y con el espacio de recepción de los estudiantes. Éste actúa como una chiflonera donde puede disponerse la ropa mojada. Aula, patio cubierto, comedor y espacio de recepción configuran una T de espacios nobles (servidos) que pueden actuar en conjunto. Gracias a la acción de paneles de corredera pueden configurarse también recintos independientes dedicados a funciones específicas. Alrededor del aula se dispone, hacia un lado la unidad de baños y hacia el otro la cocina con los recintos de servicios necesarios. La sala de profesores da directamente al aula y se relaciona con ella a través de un paramento semitransparente. Todos los recintos que dan al exterior tienen espacios de acceso protegidos. Pueden recibir así adecuadamente a los distintos tipos de usuarios: estudiantes, profesores y personal de servicio.

2.

1.

3. EL AULA.

 

Ha sido planteada como centro de todo el conjunto y con un máximo de flexibilidad. Tal condición permite realizar simultáneamente diversas actividades pedagógicas y agrupar los estudiantes de acuerdo a niveles u otros criterios. El aula está configurada por dos paramentos transparentes y dos opacos.  De los transparentes, el que comunica con el patio cubierto puede abrirse completamente unificando ambos espacios. Los tres restantes presentan sistemas de estanterías que permiten disponer materiales escolares de diverso tipo. Sobre los paramentos opacos, pizarras deslizantes permiten cubrir toda la superficie. Ello ofrece una amplia superficie de escritura a la vez que facilita ordenar tras ellos los materiales escolares. Los muebles inferiores dispuestos en los paramentos opacos son móviles. Pueden así desplazarse para determinar ambientes pedagógicos diferenciados en la sala.

 

4. ILUMINACION.

 

Los espacios pedagógicos tienen dos fuentes de luz que se combinan entre sí. Un acceso de luz frontal se produce desde toda la fachada norte iluminando patio cubierto comedor y chiflonera de acceso. A través de un paramento transparente se complementa también la iluminación de la sala. Un ingreso de luz cenital, cuidadosamente controlado, garantiza la iluminación del aula y, de paso, hace más atractiva la forma de su espacio interior. Cada uno de los restantes espacios de servicio tiene fuentes de iluminación independientes desde los bordes del volumen. Las transparencias propuestas permiten ampliar la percepción del espacio apreciando las dimensiones totales del volumen y evitando su fraccionamiento en recintos pequeños.

4.

3.

5. CONSTRUCCIÓN.

 

Se plantea un partido constructivo de gran sencillez. La estructura soportante es de madera, aprovechando la experiencia constructiva local y la disponibilidad de dicho material en el área. Los revestimientos interiores son de cartón yeso, facilitando la mantención y constituyendo una protección adicional contra incendios. Los pisos del área pedagógica son de madera pintada haciendo muy sencilla su limpieza y aportando vitalidad al espacio. Exteriormente, se propone tanto en la cubierta como en los paramentos la utilización de plancha de aluzinc pre-pintada, dispuesta a la manera de un tinglado sobre piezas de madera de 1X10. Dicho revestimiento es de fácil mantención y permite una buena conservación del interior. Se propone incorporar colores vivos algunos de los paramentos interiores, utilizando una gama de colores derivadas de los textiles mapuches.

 

6. LA COMUNIDAD.

 

Tal como lo exige el programa, la escuela se plantea como un equipamiento que puede prestar un servicio a la comunidad en su conjunto. Pueden desarrollarse en ella reuniones vecinales, talleres o actividades de diverso tipo. Como se muestra en uno de los esquemas que se adjuntan, el conjunto de patio cubierto, comedor y chiflonera de acceso proporcionan un excelente espacio de reunión comunitaria.  Permiten así la realización de actividades extraescolares, independizándolos del aula que se separa de ellos fácilmente.

6.

5.

7. EL TERRENO.

 

El volumen de la escuela se relaciona con el terreno mediante una serie de elementos intermedios. Una plataforma de madera relacionada con los accesos principales constituye la primera extensión del volumen hacia el terreno. Recibe a los estudiantes y permite contar con una superficie seca previa al ingreso. Desde ella se disponen vías de acceso, en principio de gravilla, para evitar la eventual presencia de lodo. A éstas vías se conectas programas complementarios como juegos zonas de cultivo, etc.

 

8. CONDICIONES TERMICAS.

 

Tal como se detalla en el informe correspondiente, se ha cuidado al máximo la eficiencia energética del proyecto. Se han dispuesto termo-paneles en todas las superficies transparentes al exterior y aislado cuidadosamente los paramentos opacos. La ubicación del patio cubierto y recintos aledaños al norte permite generar un efecto invernadero que aporta ganancias térmicas al conjunto permitiendo hacer más eficiente el uso de la calefacción. A la vez, dichos recintos se pueden ventilar fácilmente evitando eventuales sobrecalentamientos en días de verano. La lucarna central actúa en este contexto como un elemento complementario de ventilación y renovación del aire de la sala de clases.

 

 

9. SUPERFICIE.

 

El proyecto se ha ajustado con precisión a las superficies totales del programa. Sin embargo, dado el eficiente manejo de la planta, que carece de recintos de circulación, se ha conseguido contar con un patio cubierto mucho más generoso que el solicitado, vinculado a los espacios aledaños, éste permite generar un espacio pedagógico particularmente amplio y flexible que enriquece las condiciones generales de la escuela.

8.

7.